lunes, 29 de marzo de 2010

T-25 UNIVERSAL
en la Fuerza Aérea chilena




Dedicado a la memoria de los Camaradas Christian Sherrington y Marcelo Durán; quienes en las alas de un T-25 partieron con los Cóndores lejanos...


por Sergio Pulgar

T-25 (N-621) Universal en Chile

De la producción original de 150 aeronaves, el Ejército de Chile adquirió a la Neiva 10 aviones T-25 en 1975, matriculándolos del 101 al 110, de los cuales el Ejército 104 se destruyó el 16 Julio de 1976; transfiriendo los 9 restantes en 1978 a la Fuerza Aérea chilena, siendo rematriculadas del 250 al 258 y su primera destinación el Grupo de Aviación N° 4 en Iquique (donde el FACH 253 se perdió en un accidente), hasta su traspaso al Grupo de Aviación N° 5 en Puerto Montt.

Producto de un incidente en vuelo y aterrizaje forzoso el FACH 258 quedó fuera de vuelo siendo trasladado desarmado a Puerto Montt, donde permaneció en ese estado hasta su entrega a Paraguay en 1983 como banco de piezas.

Virtualmente se les destinó al futuro Grupo de Aviación N° 16 que estaría basado en Coyhaique, y aunque los aviones operaron siempre en la zona de Coyhaique-Balmaceda en apoyo a la Brigada Aysén, la constitución del Grupo nunca se concretó.




Aplicado al entrenamiento de tripulaciones de combate en el Grupo N° 5 entre 1978 y 1983, la aeronave era excelente en términos aerodinámicos, pero carecía de potencia para la misión de apoyo aéreo estrecho asignada y en la cual operó en esos años. A pesar de ello el T-25 cumplió su misión en un momento crítico de la historia chilena; y aunque muchos satirizaban de la capacidad bélica del avión, no podían desconocer que era un peligroso enemigo de fuerzas terrestres con sus cargas de bombas de 250 kilos y cohetes de 37 o 70 mm.

Pilotos de combate de distinguida trayectoria, tanto en el ámbito civil, como militar, hicieron parte de sus carreras como cazadores en este avión; llegando a comandar poderosos Grupos de Combate.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada